Los primeros días en el hospital

 

 

La secretaria de Docencia es la encargada de llevar a cabo la acogida de los residentes en su primer día: gestiona toda la documentación, como el contrato y la tarjeta de identificación, y organiza las primeras formaciones. Después, el jefe de servicio y el tutor distribuyen los residentes para que tengan un primer contacto con la especialidad. Durante el primer mes en Germans Trias, los residentes combinan el trabajo en su servicio por la mañana con un curso de Urgencias por la tarde. También tienen que aprender cómo funciona SAP, la Farmacia, el Banco de Sangre y la Biblioteca.

 

Todas las especialidades acreditadas para la docencia de residentes en el Hospital Germans Trias disponen de una guía o itinerario formativo, basado en los programas nacionales de cada especialidad, y adaptado a los recursos del Hospital. La parte principal de cada itinerario es organizar de forma práctica —mediante rotaciones, guardias, seminarios, sesiones y otras actividades complementarias— la formación de cada uno de los especialistas.

 

“Estos itinerarios formativos son muy importantes porque facilitan que el residente sepa qué se espera de él y evitan angustias innecesarias”, explica el doctor Jordi Bonal, presidente de la Comisión de Docencia. “En el primer año, los residentes están supervisados al 100%, su autonomía es progresiva en base a su capacitación y aptitudes”, añade.